ENVÍO GRATUITO con la compra del Ritual Completo o compras superiores a 75€
Carrito 0

Remedios naturales para problemas cotidianos en la piel

cuidado piel remedios naturales tratamientos

Hoy en día utilizamos demasiados medicamentos y pomadas cargados de químicos cuando en muchas ocasiones, podemos acudir a la naturaleza para curarnos. Antiguamente, nuestros bisabuelos y tatarabuelos también se caían, se hacían cortes y no acudían a la farmacia, se curaban en casa con remedios naturales hechos con plantas botánicas. Así que, pudiendo elegir ¿por qué llenar nuestro cuerpo de químicos innecesarios cuando podemos volver a lo esencial, a lo puro, a lo natural?

Estos son los mejores remedios naturales para algunos de los problemas más cotidianos que nos suceden en la piel:

Orzuelo - Manzanilla

Para eliminar tu orzuelo solo tienes que añadir un puñado de hojas de manzanilla a dos tazas de agua hirviendo. Cuela la solución y déjala enfriar,  cuando ya esté tibia humedece un algodón en ella y colócalo en el ojo durante 10 minutos dos veces al día.

Ampollas en los pies - Avellano de bruja

Coge un algodón empapado en agua de avellano de bruja  (más comunmente conocido como Hamamelis) y aplícalo sobre el área afectada al menos cuatro veces al día. El avellano de bruja contiene taninos astringentes que absorben el líquido de la ampolla y también tiene un efecto secante gracias al alcohol que contiene.

Acné - Albahaca

La Albahaca es una de las plantas más consideradas para eliminar el acné. Solamente debes añadir sus hojas secas a una taza de agua hirviendo y dejarla reposar 20 min. Cuando esté tíbia aplícala sobre el acné con un algodón o gasa.

Quemadura - Aceite esencial de espliego

El aceite esencial de lavanda no solo acelera la curación de la quemadura, sino que además conseguirás suavizar la cicatriz y combatir las bacterias. Solo tienes que mezclar una parte del aceite esencial de espliego con tres partes de aceite de almendras y aplicarlo sobre la quemadura tres veces al día.

Llagas - Hoja de frambuesa

Añade dos cucharadas soperas de hojas de frambuesa en una taza de agua hirviendo hasta que se enfríe, filtra la infusión y póntela en la boca durante un minuto varias veces seguidas, tres veces al día. Los taninos de esta infusión reducirán el hinchazón y limpiarán la llaga.


Como ves, para cualquier molestia en la piel que tengamos en nuestro día a día podemos encontrar un remedio natural, económico y efectivo que nos ayudará a recuperarnos sin necesidad de recurrir a los químicos. ¿Y tú, con qué cuidas tu piel? ¿Ya has probado el Ritual Paradisi in Sole? ¿Te apuntas a volver al origen?


Publicación más antigua Publicación más reciente